miércoles, 2 de diciembre de 2015

Análisis/Resumen del libro ''Modernidad y Holocausto'' (Zygmunt Bauman)


En esta obra, el sociólogo polaco plantea que el Holocausto no fue una manifestación más de las diversas barbaries de la historia (no fue algo puntual). Para Bauman, el origen y las causas del holocausto se hicieron posibles gracias a la entrada en la modernidad, es decir, a las características de ésta.

‘’El Holocausto fue un encuentro singular entre las antiguas tensiones, que la modernidad pasó por alto, despreció o no supo resolver, y los poderosos instrumentos de la acción racional y efectiva creados por los desarrollos de la modernidad.’’

También cuestiona el papel y la relevancia que tuvo el antisemitismo alemán en el holocausto. Según el autor, el antisemitismo alemán no fue una condición suficiente como para explicar que el genocidio sucediera. De hecho, hasta 1933 (año en que el nazismo llegó al poder), Alemania era considerado como el país por excelencia de los refugiados judíos de Europa oriental y occidental por tener leyes que les garantizaban protección y el antisemitismo no era mucho mayor en Alemania que en otros países europeos. Por tanto, podemos decir que el antisemitismo alemán no pudo ser el causante directo del holocausto.
De todos modos, no podemos ignorar que el sentimiento antisemita era latente, o bien, por el miedo que origina lo extraño; o bien, por envidia a los judíos por su fama de acumuladores de riqueza y manejo de dinero.

Las sociedades europeas de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, estaban marcadas por un nacionalismo exacerbado que justificaba la violencia de las naciones. En este ámbito los judíos se encontraban ‘’sin nación’’. Los judíos existentes ya hace más de 2000 años, se distribuyeron por todo el mundo creando diversas comunidades en Europa. Se convirtieron en una población manteniendo sus costumbres y su identidad antigua. Se les veía como un elemento extraño. Como no tenían nación, eran vistos como extranjeros en territorio nacional, como la ‘’nación sin nación’’.